Una Pequeña Guía Para Jardinería Interior 

¿Ha considerado la posibilidad de cultivar un huerto orgánico de interior? Es una forma estupenda de obtener productos frescos y ecológicos en su propia casa. Esta guía le enseñará los fundamentos de la jardinería orgánica de interior para que pueda empezar hoy mismo.

Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud es empezar un huerto ecológico de interior. No sólo obtendrá la satisfacción de cultivar sus propios alimentos, sino que también sabrá que están libres de productos químicos nocivos. Aquí tienes una guía rápida para empezar.

El primer paso es elegir las plantas adecuadas. Algunas plantas son más adecuadas para el cultivo de interior que otras. No todas las plantas prosperan en un entorno de interior, por lo que es importante investigar cuáles son las que mejor se adaptan a tu espacio. 

Para elegir las plantas adecuadas para su huerto ecológico, empiece por considerar su clima y las condiciones de luz. A continuación, investigue qué plantas son las más adecuadas para esas condiciones. Una vez que tenga una lista de posibles plantas, redúzcala en función de sus preferencias individuales. Considere el tamaño de la planta, la forma de las hojas, el color de las flores y la fragancia. Cuando tengas unas cuantas favoritas, consulta con un vivero local o con un experto para ver si pueden prosperar en tu casa. Con un poco de planificación y cuidado, puedes crear un jardín interior ecológico que sea sano y bonito.

Una vez elegidas las plantas, hay que asegurarse de que tengan suficiente luz. Muchos jardines de interior dependen de la iluminación artificial, por lo que es importante elegir bombillas que proporcionen el tipo de luz adecuado para tus plantas.

Después, es hora de preparar la mezcla para macetas. Una buena mezcla debe ser ligera y aireada, a la vez que capaz de retener la humedad. También debe tener un nivel de pH ligeramente ácido, entre 6,0 y 7,0. Muchas de las mezclas para macetas disponibles en el mercado cumplen estos requisitos, pero también puedes preparar la tuya propia mezclando a partes iguales musgo de turba, perlita y compost. 

A continuación, tendrás que regar las plantas con regularidad. Las plantas de interior suelen necesitar ser regadas cada pocos días. Asegúrate de comprobar la tierra antes de regar para comprobar que no está demasiado húmeda ni demasiado seca. Por último, no olvides abonar tus plantas cada pocas semanas con un fertilizante orgánico. Siguiendo estos sencillos consejos, estarás en camino de obtener una abundante cosecha de frutas y verduras sanas y sin productos químicos.

La jardinería ecológica de interior es una forma estupenda de disfrutar de hierbas, verduras y frutas frescas, sanas y sin pesticidas durante todo el año. Con un poco de planificación y cuidado, puedes crear un jardín interior ecológico que sea sano y bonito.

Deja una respuesta